UN DÍA EN LA CIUDAD DE LAS PUERTAS ABIERTAS

Manizales, una ciudad incrustada en medio de la montaña, con gente cálida y amable de calles angostas y empinadas, donde el conductor del transporte público te recibe con un “buenos días” o un “buenas tardes” y que al bajarte del bus te despide con un “mucho gusto”, un lugar que se conecta con dos cables aéreos y desde arriba te permiten ver lo quebrado de su topografía acompañado de un clima húmedo y nublado que te hace sentir en otro mundo.

IMG_4868 2
Manizales

Después de un recorrido en cable aéreo se puede caminar por el centro de la ciudad  y observar en medio de los edificios modernos, estilos coloniales que obligatoriamente te hacen parar en  cada esquina para ver estas construcciones que a simple vista no pueden pasar desapercibidas.

IMG_4866 2

Después de diez minutos se llega a la Catedral basílica de Nuestra Señora del Rosario, cuya primera piedra fue colocada el 5 de Febrero de 1928, por Monseñor Tiberio de Jesús Salazar, Obispo de Manizales. 

IMG_4859 2

Una hermosa construcción adornada con Arcos en semicírculos o bóvedas propias del estilo romano y arte bizantino; místico y hermoso, lleno de la paz propia de  los recintos sagrados.

IMG_4860 2

Con la suerte de poder recorrer en su interior el corredor polaco, que permite estar a 106 metros de altura, la parte más alta de la construcción disfrutando de un rico café por $2.500 pesos  (aproximadamente 1 dólar).

IMG_4856 2

Frente a la catedral se encuentran edificios y estatuas que vale la pena detallar, entre ellos “El Bolívar Cóndor hecho por Rodrigo Arenas Betancourt; un monumento que llama la atención por unir un ser humano y un animal que además de esto se convierte en un monumento atrevido por estar completamente desnudo. 

IMG_4862-2.jpg
El Bolivar Condor

Posteriormente y justo al frente de la catedral podrás disfrutar del Palacio de la Gobernación de Caldas o Palacio amarillo que fue construido entre 1925 y 1927, como resultado de la destrucción del primer palacio a causa de un incendio ocurrido en el año 1925 y que en su interior  tiene unos jardines supremamente bellos y dos pisos subterráneos que con la tranquilidad adecuada te transportan al pasado pues su interior se conservo perfectamente y está decorado con tonos amarillos.

Por ser un edificio gubernamental no es fácil acceder y es posible que tengas que conformarte con tomar algunas fotos desde afuera (tal vez y dependiendo de la fecha puedas conseguir un recorrido en su interior).

IMG_4864 2

Luego y a quince minutos de este lugar, caminando por la carrera 23 se puede empezar a subir al mirador de Chipre donde justo en la pendiente del recorrido se puede observar al lado derecho el “palacio de bellas artes” una hermosa vista de su construcción y de algunas esculturas que se exponen en su antejardín, y por el lado izquierdo con el día despejado y de noche se podrán ver municipios como Chinchiná, Palestina, Belalcázar, entre otros, acompañando el camino con una deliciosa oblea “especial” de fresas y brevas que vale $5.000 pesos (aproximadamente 2 dólares). 

IMG_4858 2

Por último encontraremos el hermoso monumento a los colonizadores, un majestuoso sitio con múltiples esculturas hechas en bronce; en el centro del monumento enterrado a varios metros de altura, un enorme corazón hecho de bronce fundido tomado de llaves que fueron donadas por  toda la ciudadanía; este corazón siempre esta ahí invisible pero con un gran significado, los habitantes de esta ciudad siempre estarán orgullosos de sus orígenes, descendientes de gente pujante y trabajadora, de arrieros que a lomo de mula vinieron y fundaron una hermosa ciudad en un sitio que pocos se hubieran atrevido a construir. Si esperas las horas especificas se puede contar con un guía que  te explicará cada uno de los momentos que describe el monumento, sin embargo si no deseas el recorrido guiado se puede hacer solo y disfrutar de unas esculturas que describen la historia de la ciudad.

“Manizales, beso tu nombre que significa juventud, beso la orilla de tu Cielo y de pie te canto salud”


PARA VIAJEROS

¿Cómo llegar?: Se puede llegar de dos formaS; Por vía Terrestre son siete horas y tiene un costo de $60.000 (Aproximadamente UDS 20). Por vía aérea son veinticinco minutos y tiene un costo de $300.000 (Aproximadamente USD 100)

Nota: No es recomendable debido al clima y la cercanía al Nevado del Ruiz y fácilmente se cancelan los vuelos. 

La entrada al “Corredor polaco” tiene un costo de $5.000 (Aproximadamente USD 2)

La entrada al Monumento a los colonizadores es gratuito.

El Cable aéreo tiene un costo de $2.000 (Aproximadamente USD 1)

El Pasaje en bus cuesta $2.000 (Aproximadamente USD 1)

Oscar Santafe, 30 años.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario