MADRID Y ROMA, MI REALIDAD

F1

A las 11 am partimos de Bogotá hacia Madrid, fueron 10 horas de viaje, bastante cómodo a mi parecer sin mencionar que la presión  del aterrizaje produjo una crisis de rinitis que me hizo llorar, aunque yo estaba feliz.

8:00 am, Madrid frío y nosotros la sorpresa, cuando llegamos tomamos un taxi  con un señor español bastante serio, le pedimos que nos llevara hacia la casa de mi cuñada, una llegada que ella no esperaba…¡misión cumplida! la sorpresa fue estupenda, abrazos, llanto y alegría, esos momentos que son para toda la vida. 

El horario nos afectó, dormimos poco y aunque cansados salimos a recorrer una Madrid limpia y organizada, una ciudad donde no existen los estratos y los barrios se hacen bonitos y dignos. Caminamos la gran vía, conocimos la puerta del Sol y la calle de Alcalá, también nos subimos al autobús y el metro, una experiencia diferente, un servicio de gran frecuencia y no tan congestionado. 

F2
Jardines de Sabatini

Al día siguiente, sin mapas y sin rumbo fijo decidimos caminar llegando al mercado de San Miguel, un absoluto encuentro con la cultura y gastronomía de Madrid,  todo lo queríamos probar, cada cosa que nos ofrecían la recibíamos sin duda alguna, mas adelante nuestro segundo gran descubrimiento fue La Plaza Mayor, un ambiente lleno de energía, bastante juvenil y contagioso, al frente El Palacio Real de Madrid, a simple vista grandioso y estupendo dado que no tuvimos la oportunidad de entrar, unos pasos mas y llegamos a Los Jardines de Sabatini, espacios verdes, preciosos y tranquilos, el resto del día caminamos durante largas horas por las calles de esta mágica ciudad, perdidos y cansados ¡nada preocupante la verdad!

F3
Parque el Retiro

Día tres, fuimos a conocer un parque llamado El Retiro, si vas a Madrid es un lugar que no puedes dejar de visitar, allí encontrarás un palacio de Cristal increíble, un museo, varios monumentos y también algunos juegos, basta un día completo para conocerlo y aunque este no fue mi caso disfrute al máximo un escenario de invierno que jamás había visto, hermoso y musical.

Cuando viajas siempre encuentras personas dispuestas a guiarte y ayudarte durante el recorrido, siempre agradecida por contar con personas que me acompañaron a crear mi propio itinerario, aun sin pensarlo. 

F4

El último día en Madrid fue mas familiar y tranquilo, conocimos otro lugar imperdible, la plaza de toros y al final nos fuimos de marcha, que significa ir de bar en bar tomando cerveza y comiendo tapas, diversidad cultural y encanto fue lo que me dejó Madrid, ¡maravilloso!

F7

UNA ROMANTICA ROMA

A las 5:00 am tomamos nuestro vuelo, lo que significó despertar a las 2:00 am para llegar al aeropuerto a tiempo, por supuesto lo logramos, mi pareja y yo habíamos decidido darnos una escapadita hacia Roma, desde lejos y en el aire pudimos ver la ciudad, jamás olvidare lo que el me dijo: – ¡Despierta! ¡Estas aquí! ¡Es cierto!, algo conmovedor para los dos, una meta y un sueño que se aproximaba a nuestros ojos, una foto mental de ese instante en el que vimos por primera vez una Roma en persona.

F8.jpg

Con anticipación habíamos planeado quedarnos en un apartamento que contactamos a través de Airbnb, al llegar tomamos un taxi hacia aquella dirección y aunque no entendíamos nada de lo que los Italianos nos decían, logramos llegar a nuestro lugar de destino, era un barrio común de Roma, éramos los únicos turistas y fue mucho mas fácil adentrarnos a la vida normal de un ciudadano Romano, por fortuna quedamos alejados del turismo que abruma esta ciudad y poder contemplar mucho más esta forma de vida y cultura. 

Al llegar no teníamos ni idea de como entrar al apartamento, si no hubiese sido por la ayuda de un vecino que nos ayudó a encontrar la llave en una matera no hubiéramos podido entrar; poco después llego Antonio, nuestro anfitrión, quien nos recibió con una cálida bienvenida.  

F9

No perdimos tiempo, descansamos poco y salimos a conocer esa fantástica ciudad que por tanto tiempo estábamos esperando contemplar, tomamos un bus hacia algún lugar (no teníamos idea a donde ir) cuando intentamos pagar el pasaje, nos demoramos en entender que en Roma los buses son gratis, ¡magnifico! ¿No? por suerte unos días antes de emprender el viaje con ayuda de Google mapas cree una ruta en el metro, anotando los paraderos, los buses y las calles para tener una mínima idea de donde estábamos, después del recorrido, llegamos a la estación “Termini” que conecta el centro de Roma con las demás estaciones, que por cierto tengo que decir, que es algo descuidado, donde lo único que rescato son esos fantásticos murales de artistas talentosos que nos dejaron allí plasmados.

Caminando por el centro

Iniciamos nuestra caminata por el centro, topándonos con lugares como La Fontain Republica, La Basílica Santa Maria Degli, La Fontana de la Tritone y de repente al voltear la esquina, no podía creer lo que mis ojos veían, La Fontana di Trevi, aunque congestionada y en compañía de cientos de turistas, como pudimos nos acomodamos en un lugar estratégico para contemplarla y retratarla, era sencillamente hermosa. 

F10

Luego optamos por comprar un mapa que costo un Euro, nuestra salvación para identificar aquellos sitios que ya habíamos conocido y saber cuales nos hacían falta por conocer.

Amaneció y planeamos visitar el famoso Coliseo Romano, entonces tomamos el metro hacia allí, jamás imagine que justo al salir de la  estación encontraría repentinamente el Coliseo, sorprendida y fascinada, los ojos se me llenaron de agua, fue una imagen hermosa, algo que nunca imagine. Aunque no teníamos mucho dinero, pensamos que valdría la pena comprar la entrada al foro romano, centro de la antigua civilización, que queda junto al Coliseo; fuimos testigos de mucha historia y monumentos que siguen en pie a pesar del tiempo. Vimos también el Palatino, cuna de la antigua leyenda de Rómulo y Remo que fueron alimentados por una loba, por supuesto también conocimos el Capitolio, La plaza de Venezia y el Pantheon. 

Al anochecer, Antonio nos invito a un barrio muy juvenil llamado Trastevere, conocimos un Alemán, una chica de Republica Checa, una Polaca, un Francés, un joven de Siberia y por supuesto unos cuantos Colombianos, varias culturas a la vez, una increíble noche, tertulia, comida, cerveza y grandes recuerdos.

Un paseo por Villa Borghese

F11

Día cuatro, emocionada por conocer todas las obras que reposan en el Vaticano emprendimos nuestro viaje, la entrada en el aeropuerto fue muy estricta, ¿Cómo no? era la entrada a un país soberano. Conocimos la Capilla Sixtina, un sueño que también hacía parte de la lista, ver con mis propios ojos esta obra hecha por Miguel Ángel fue encantador, mucha belleza en un solo lugar y a la vez abrumador, cuando viaje al Vaticano espere encontrarme con un espacio lleno de cristianismo y catolicismo; sin embargo la mayor parte del Vaticano es pagano, se encuentran muchos dioses, diosas y figuras mitológicas por todas partes, algo que no esperaba en realidad.

F12

Aunque fue un día agotador y solo pensaba en dormir, un amigo de Israel nos pidió que saliéramos con el a conocer y a pesar de nuestro cansancio nos lanzamos a otra aventura nocturna, terminando así esta gran noche. Al siguiente día partíamos de nuevo a Madrid, otra odisea para llegar al aeropuerto en bus, pero logramos llegar a Madrid y organizar nuestro equipaje hacia Bogotá. 

No fue fácil devolvernos, en realidad quería quedarme allí, Madrid me encantó, Roma fue fascinante y estaba feliz, feliz de cumplir un sueño, algo que jamás olvidare, momentos, recuerdos, anécdotas, gente linda, dos ciudades que me llevo en el corazón y a las que espero volver nuevamente algún día. 

Gissell Rubio Olivares, 22 años

Artículos Relacionados

Deja un comentario